Por: Vinicius Musselman Pimental

Ministerio Fiel

 

Este es tu primer desafio:

ballena-azulLee este texto hasta el final, aunque corte tu alma.

Tu vida tiene sentido?  O sientes que estás perdido en el mar turbulento de esta vida?

Puede que hasta piensas: en verdad a nadie le importa, entonces que de malo hay en jugar a la #ballenaazul (#I_am_whale)

Bien, déjame relatar la historia del primer jugador del reto #i_am_whale.

Este muchacho jugó de la forma más radical posible, fue tragado vivo por, posiblemente, una ballena.

Esta es la historia de Jonás. Él llevaba una vida normal hasta que recibió un mensaje de Dios. Parece asombroso no? No para Jonás. Él no quería hacer aquello para lo que había sido llamado. Entonces, agarra un barco en la dirección opuesta buscando alejarse de Dios lo más que pudiera.

Sólo que eso era imposible! Dios está en todo lugar. Lo que Jonás talvez no esperaba era que Dios iba a frustrar sus planes por completo. En medio del viaje, comenzó una gran tempestad y el barco estaba a punto de darse vuelta. Jonás sabía que la culpa era suya y se lo confesó a sus compañeros de viaje. Y como ellos no querían morir, acabaron tirando a Jonás al mar (tú debes saber cómo se siente eso, ser rechazado por otros). Después de eso Dios manda un gran pez para que se trague a Jonás

Él pasa tres días y tres noches ahí. Pero la historia continúa:

´´Adentro del pez, Jonás oró al Señor, a su Dios. Él dijo: En mi angustia clame al Señor y El me respondió. Desde el seno del Seol pedí auxilio, tu escuchaste mi vos. […] Pero tú sacaste de la fosa mi vida, oh Señor, Dios mío. Cuando en mí desfallecía mi alma, del Señor me acordé, y mi oración llego hasta tí… La salvación es del Señor .´´ (Jonás 2)

Entonces Jonás oró a Dios y descubrió que la salvación en aquella situación de muerte venía de Dios.

Talvez tu situación no sea tan diferente.

Dios te dió vida para que pudieses vivir en una intimidad asombrosa con él. Compartiendo cada alegría y todo tu amor con él. Pero tú, como Jonás, te has apartado de Dios. Y cuando salimos de la luz, nos adentramos en las tinieblas. Si te apartas de Dios quien es la fuente de vida, que más queda sino la muerte? No es así como te sientes? Muerto por dentro, perdido en las tinieblas?

Pero te hago una advertencia. La muerte no va a aliviar tu dolor. El suicidio es una ilusión. La peor cosa que alguien que se está alejando de Dios puede hacer es matarse. Seguro piensa que el suicidio va a aliviar su dolor, pero no es verdad. No alivia absolutamente nada! La cosa sólo empeora, porque esa persona va a enfrentarse a una eternidad entera de sufrimiento. Es exactamente eso lo que la rebeldía contra el Dios de la Vida trae. Dios es bueno y justo y él condena aquello que es malo e injusto.

Entonces, cual es la respuesta? Bien, aquí te va la buena noticia: Jonás, en la oscuridad, descubrió que la salvación viene de Dios. Y es eso lo que tú necesitas descubrir. Te voy a contar un poco lo que Dios hizo para traer salvación para tu vida.

Otra persona en la Biblia menciona a Jonás, diciendo que él mismo pasaría tres días en el corazón de la tierra (Mt. 12:40): Jesucristo. Dios bien podría habernos entregado a todos a la muerte, pero, por su gran amor, preparó a alguien que encaró el sepulcro de la muerte que te pertenecía a tí. El entregó a su propio Hijo!

Eso si es amor! Ellos habitaban en una relación perfecta, desbordante de amor, diferente a muchas de nuestras familias. Sin embargo, Dios envió a su Hijo para que viviera entre nosotros, caminando una vida perfecta y para entregar su propia vida en la cruz. Allá, en aquella muerte sangrienta, Jesús tomó el castigo de todo aquel que se arrepiente de su rebelión y confía en él para salvación.

La historia no acaba con la muerte. Asi como Jonás, después de tres días, Dios resucitó a su Hijo y lo sacó del sepulcro de muerte. Esa es una verdadera victoria sobre el sufrimiento y la muerte! Y Jesús te ofrece eso a ti!

Entonces, aquí te va el segundo desafio:

Abandona tu rebelión contra Dios, pon tus ojos en Jesús en aquella cruz dando su vida por tí y cree que la vida, muerte y resurrección de Él son suficientes para salvarte. Entrega tu corazón a Dios, la Fuente de Vida y vas a sentirlo latiendo dentro de ti nuevamente! Entiende algo, no necesitas hacer nada para merecer esa vida , Jesús te la ofrece, si confias en Él.

Si necesitas ayuda, entra en contacto con nosotros o busca una iglesia cerca de tu localidad, un lugar donde haya otras personas que han encontrado esa vida que Jesús ofrece.

Aunque tengamos sufrimientos en esta vida, Jesús nos libra de la muerte eterna y nos promete que un día Dios enjugara de nuestros ojos toda lagrima. No habrá más muerte, ni tristeza, ni llanto, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado. (Apoc. 21:4)

 

Fuente:

Pimentel, V. M. (19 de Abril de 2017). O primeiro jogador do #i_am_whale – e como ele saiu com vida. Obtenido de Voltemos Ao Evangelho: http://voltemosaoevangelho.com/blog/2017/04/o-primeiro-jogador-i_am_whale-e-como-ele-saiu-com-vida/

 

Traducido por: Pamela Muñoz

 

Advertisements